Juliette has a Gun

Romano Ricci, el último heredero de una prestigiosa dinastía, presenta su marca Juliette has a Gun. Armada con un nuevo perfume, la clásica heroína de Shakespeare muestra su lado salvaje. Una colección de románticas fragancias inspiradas en la rosa inician una nueva tendencia de Rock y Elegancia en el mundo del perfume. Profundamente romántica, a la bella Juliette no le convencen las nuevas maneras de seducir. Para adaptarse a esta situación, decide irse por su cuenta e interpretar un nuevo personaje… Una nueva vida en la que tratará de rimar feminidad con libertad. Como símbolo de este acto reescrito en nuestros días: un perfumes, un arma de seducción, una pistola.

Juliette has a Gun: mi perfume, mi arma de seducción. Desde Nueva York a Paris, pasando por Tokyo o Sidney, Juliette atrae a menudo y siempre intriga. Armada con su perfume, toma las riendas de su existencia. La vida es demasiado corta y los sabores demasiado numerosos…dice ella. Lo que no disgusta a Romeo. Le Gun (la pistola), metáfora del perfume, símbolo de poder o simpre accesorio exagerado, simboliza sobre todo el ascendente de mujeres y hombres. Incluso a veces, un gusto escondido por la venganza…Juliette Has A Gun es un electrón libre en el mundo de la perfumería.