Bioeffect

Bioeffect surgió en el año 2001. Tres científicos formaron una compañía biotecnológica en Islandia. Su objetivo era conseguir activos celulares lo más parecidos posibles a los humanos para utilizarlos en la investigación médica. Para conseguir estos nuevos activos utilizaron la cebada.  Este cereal es un sistema biológicamente aislado y es bueno en la producción y protección de sus proteínas.

Su idea se inspiró en las investigaciones de Stanley Cohen y Rita Levi-Montalcini, galardonados con el Nobel de Medicina de 1986 por su descubrimiento del factor de crecimiento epidérmico, EGF, un factor celular clave en la biología de la piel humana.

Esta investigación duró una década. No tenían prisa. Sabían que en el proceso encontrarían algo que es capaz de devolver la luminosidad y la juventud a la piel. El EGF es una proteína encargada de ordenar las células para que aceleren la producción de elastina y colágeno. Estos científicos estuvieron diez años investigando para crear cosméticos con EGF, esos activadores celulares que, con los años, la piel deja de producir.

Bieffect es una marca con una ciencia apabullante. También lo son los resultados.